La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia espera que los familiares de los tres cadetes que murieron tras sufrir un accidente en la Academia Nacional de Policías (Anapol) presenten una denuncia para que esa instancia pueda intervenir en la investigación y hacer seguimiento de lo ocurrido el viernes pasado.

La noche del viernes 22 de junio una baranda de las escaleras de emergencia de la Anapol cayó y al menos 50 cadetes que en ese momento subían y bajaban cayeron al vacío.

Mientras jóvenes de primer año subían a prepararse para la cena, otros de segundo descendían en el momento en el que la baranda colapsó.

“Hasta el momento no nos ha llegado ninguna información para conocer el caso en detalle y de oficio la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia no puede iniciar una intervención en el caso. Esperamos que los familiares puedan acercarse y presentar su denuncia para que así nosotros podamos actuar”, manifestó a Página Siete la presidenta de esa instancia, Yolanda Herrera.

Declaraciones de padres de familia de los fallecidos y de heridos denunciaron a los estudiantes de cursos superiores de haber impulsado con agresividad a los de niveles inferiores para que subieran o bajaran. Esto causó una aglomeración que derivó en que se viniera abajo la baranda.

Dos de los cadetes murieron el viernes y el tercero perdió la vida el sábado tras ser internado en el hospital policial Copacabana.
La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen inició la investigación del caso, pero hasta la fecha las autoridades de la Anapol no permiten el ingreso de otras personas ni medios de comunicación para observar el lugar.

Herrera manifestó que conoce sobre el accidente de los estudiantes de la academia policial por los medios de comunicación y que no se le permite abrir un seguimiento sin tener una denuncia de los padres de familia.

Fuente: paginasiete.bo

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *