El gobierno descartó la participación de los comités cívicos en la solución del conflicto limítrofe entre Coroma y Quillacas  de los departamentos de Potosí y Oruro, respectivamente, informó la ministra de Autonomías, Claudia Peña.

La autoridad no explicó de las razones de esta decisión, pero adelantó que una solución para resolver el litigio limítrofe será de acuerdo con los usos y costumbres que tienen los pobladores de las comunidades indígenas en ambas regiones.

“No, no participarán los comités cívicos (…) los documentos que manejan las comunidades son documentos desde la Colonia que dan cuenta de las convivencias de las comunidades de la zona, es por eso que ahí nos parece importante fortalecer esos usos y procedimientos para la solución del conflicto”, señaló la autoridad.

Explicó que tras el acuerdo entre las autoridades de Coroma y Quillacas se determinó iniciar el próximo 13 de marzo un trabajo de georreferencición con el Instituto Geográfico Militar (IGM), autoridades departamentales y originarias de Oruro y Potosí. Además Peña anunció que esta comisión contará con inspectores internacionales a definirse recién.

“Nosotros esperamos que en unas dos o tres semanas ya se concluya ese trabajo de georreferenciación. Va ser un avance muy importante también tener absolutamente definido los acuerdos o desacuerdos de respeto a las líneas limítrofes”, manifestó.

Peña añadió que de acuerdo con el acata de pacificación se conformará una comisión especial para revisar los documentos ancestrales de ambos sectores. Mientras que los pobladores indígenas se comprometieron a no realizar ninguna actividad agrícola en la zona de conflicto, donde 16 policías se encargan de la seguridad.

Fuente: Abi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *