En Grecia cientos protestaron por las perdidas

La deuda europea volvió a hacer temblar los mercados bursátiles y financieros ayer y arrastró entre otras bolsas a Wall Street, que registró su peor pérdida en un mes, y el oro cayó a un mínimo no visto desde enero.

El Dow Jones cayó 125 puntos, apenas la segunda ocasión este año que registra descenso de tres dígitos. El índice industrial ganó 8 por ciento de enero a marzo, su mejor primer trimestre desde 1998, pero ya perdió 1 por ciento en lo que va de abril.

El Dow llegó a bajar un máximo de 179 puntos ayer. Se recuperó para cerrar con una pérdida de 124,80 en 13.074,75. Sólo cuatro de los 30 títulos que integran el índice subió en el día.

La decepcionante subasta de bonos soberanos en España fue un indicio de que la confianza de inversionistas en las finanzas de ese país está debilitándose. La semana pasada España anunció aumentos de impuestos y recortes presupuestales, lo que podría dañar su economía aún más.

El rendimiento de bonos en España aumentó, lo cual hace que le cueste más caro recaudar dinero. Los índices accionarios de referencia en Europa descendieron: 2,8% en Alemania, 2,7% en Francia y 2,3% Reino Unido.

Los inversionistas apenas acababan de dejar de preocuparse por el destino de Grecia, cuando España la reemplazó como el punto focal de la crisis de deuda que ha hecho cojear a Europa desde hace más de dos años.

En Estados Unidos, el Standard & Poor’s 500 tuvo descenso de 14,42 en 1.398,96. El Nasdaq descendió 45,48 a 3.068,09, su pérdida más grande del año y su sexta caída en siete días.

Las bolsas asiáticas también cayeron, aunque en este caso fue por contagio del Wall Street por la falta de creación de empleos.

Así el Nikkei de Japón bajó 1,4%; el Kospi de Corea del Sur 0,9% y el S&P autraliano 0,3%.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *