La dirigente de las amas de casa mineras que con una huelga de hambre logró el retorno de la democracia a Bolivia en 1978, falleció esta madrugada a los 75 años de edad, en su domicilio de la avenida Suecia, en la zona Huayrak’asa, según confirmó uno de sus hijos, Félix Chungara.

El deceso se produjo a la 1:00 horas de esta madrugada a causa de un prolongado cáncer de mama que se extendió a los pulmones y a otras partes de su organismo, según informó a Lostiempos.com el Doctor Gastón Osorio, Director del Hospital Viedma.

El Ministerio de Comunicación informó que ha declarado 3 días de duelo nacional, sin suspensión de labores. “Bolivia está hoy de duelo por la muerte de Domitila Chungara, líder revolucionaria que ha representado la lucha del pueblo boliviano  por la conquista de la democracia”, dijo este martes la ministra de Comunicación Amanda Dávila en una breve declaración en Palacio Quemado.

Por su parte, la Gobernación de Cochabamba ha dado conocer que de palabra el Consejo Municipal habría aceptado que los restos de la dirigente sean enterrados en la zona de ilustres cochabambinos.

Una semana antes de retornar a su domicilio, Chungara estaba internada en el hospital Viedma de Cochabamba aquejada por los malestares propios de la enfermedad.

Además del cáncer que la aquejaba, también sufría un problema renal por el cual fue sometida a hemodiálisis.

Sus restos fueron trasladados al salón de los Espejos de la Gobernación, donde será velado durante 2 días.

En un artículo publicado por Los Tiempos el 16 de diciembre de 2010, titulado Domitila enfrenta dura lucha contra el cáncer, Chungara aseguró que que no sentía que el pueblo haya olvidado la lucha que ella emprendió para derrocar a la dictadura de Banzer, que le provocó una serie de torturas físicas, ni las denuncias internacionales que efectuó contra García Meza, que la exilió del país junto a sus hijos. “Si volviera a nacer, volvería a hacer todo lo que hice para continuar con la lucha que mi padre nos ha enseñado”, dijo y aclaró que “el pueblo siempre te recuerda. No es que te olvida, es sólo que no nos conoce a veces y eso no importa. El pueblo siempre está ahí y a mí nunca me ha faltado la solidaridad del pueblo donde sea. El pueblo siempre va a estar conmigo”.

Chungara lideró una huelga de hambre y un movimiento social, en los años 70, que obligó al extinto dictador Hugo Bánzer a dejar en poder en 1978.

Domitila

Chungara fue la dirigente de las amas de casa mineras que con una huelga de hambre logró el retorno de la democracia a Bolivia en 1978. Nació en el campamento minero Siglo XX, el 7 de mayo de 1937, y creció en Pulacayo. Es casada y madre de siete hijos.En 1961, Chungara empezó a participar activamente en el Comité de Amas de Casa del Distrito Minero, del que la nombran Secretaria General; esta organización se extendió a otros centros mineros. Fue la voz de los trabajadores de América en la Tribuna del Año Internacional de la Mujer, realizada en México en 1975. Moezza Viezzer recopiló su vida en el libro “Si me permiten hablar… Testimonio de Domitila, una mujer de las minas de Bolivia”.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *