El artista holandés Bart Jansen convirtió a su mascota en una máquina de volar una vez muerto.
[youtube ePNdcdNm9fY 490 279]

Orvillecopter es una máquina de volar. Hasta ahí nada raro. Sin embargo, lo inusual viene cuando vemos que este helicóptero mitad animal mitad diseño artificial corresponde a un gato disecado. La mascota, que acompañaba al artista holandés Bart Jansen en los malos y buenos momentos, fue atropellado por un coche y su dueño no tuvo otra solución que convertirlo en un aparato volador, tal y como podemos ver en este vídeo.
Orvillecopter ya vuela para deleite de los participantes y aficionados en el festival artístico Kunstrai, en Amsterdam. El cuerpo disecado del gato lleva dentro un motor Lotus T580, mientras sus cuatro garras transportan otras tantas hélices con las que despegar. La parte mecánica de la instalación es obra del ingeniero Arjen Beltman.
Orvillecopter es una obsesión para Janse: “Orville estará dentro de poco volando con los pájaros. ¡Ay, cuánto le gustaban los pájaros! Para su cumpleaños recibirá un motor más potente y unas hélices más grandes para que pueda remontar el vuelo”, escribió en Youtube, donde este vídeo ya ha suscitado más de una crítica de los defensores de los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *