Al ciudadano estadounidense Timothy Brown le diagnosticaron leucemia por lo que se sometió a terapia oncológica. Tras transfusiones de sangre y un trasplante de médula ósea, sus análisis no demuestran ningún signo del virus. Ahora el afortunado paciente asiste a una convención internacional sobre el VIH, donde los médicos debaten si es posible emplear esta táctica con otros enfermos. Síganos en twitter.com y www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *