Dan con el hilo negro. Científicos del Gran Colisionador de Hadrones del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) aseguran haber descubierto una nueva partícula subatómica, la cual “concuerda” con el largamente buscado bosón de Higgs, componente que hace que todos los objetos del Universo tengan masa, y que fue imaginado hace medio siglo por el físico teórico Peter Higgs, al que debe su nombre.

Este hallazgo científico, considerado el más importante del mundo en los últimos 100 años, fue anunciado por Joe Incandela, portavoz del detector Solenoide Compacto de Muones (CMS) del LHC, que desde hace años busca esta pequeña partícula subatómica, última pieza faltante del Modelo Estándar de la física, que explica todas las fuerzas del Universo.

“Si bien es un resultado preliminar, es muy fuerte y muy sólido”, afirmó Incandela durante la Conferencia Internacional de Física de Altas Energías (ICHEP 2012) que se celebra en Melbourne, Australia.

El planteamiento hecho en los años setenta por los físicos Peter Higgs, Robert Brout y François Englert, sugiere que después del origen del Universo con el Big Bang las partículas carecían de masa, pero cuando se enfrió surgió un campo de fuerza invisible que fue llamado el “campo de Higgs”, el cual se formó junto con su partícula el “bosón de Higgs”.

Este campo prevalece en todo el cosmos y todas las partículas que interactúan con él adquieren masa, y esta idea había proporcionado una solución satisfactoria y bien provista de fenómenos y cálculos matemáticos, pero el problema era que hasta ahora nadie jamás había observado el bosón de Higgs en un experimento para confirmar la teoría.

El campo de Higgs interactúa con todas aquellas partículas que viven inmersas en él y les proporciona una masa, es decir, una cierta resistencia al movimiento.

Si se toma como ejemplo un salón lleno de adolescentes donde entra Justin Bieber, el cuarto es el campo de Higgs y Bieber una partícula de materia. Inmediatamente se agrupa un montón de jóvenes en torno al artista para saludarlo y pedirle su autógrafo, además del consecuente flujo de gritos. Después, las otras chicas de los alrededores se acercan para saber los detalles, generándose una onda de agrupamiento que corre por todo el lugar, formando un solo paquete compacto que sigue a Bieber a lo largo de todo el salón.

Ese agrupamiento le da a Bieber una masa mayor de lo normal, es decir, adquiere una resistencia al movimiento mayor y le cuesta más trabajo cruzar el salón, que si lo hiciera solo. Ese agrupamiento que le dio más masa es el bosón de Higgs.

Guía
Un avance que no lo resuelve todo

¿Qué es la teoría de Higgs?

Explica cómo se agruparon las partículas para formar estrellas, planetas e incluso vida. Sin la partícula de Higgs, el Universo hubiera seguido siendo una mezcla informe de partículas dando vueltas a la velocidad de la luz, según detalla la idea.

¿Cuál es la importancia del hallazgo?

Se trata de la última pieza descubierta del Modelo Estándar, que describe la construcción fundamental del Universo. El modelo es el equivalente físico de la teoría de la evolución para la biología.

¿Con el descubrimiento del bosón de Higgs se terminan los enigmas de la física?

El Higgs es la última pieza del modelo estándar de la materia, pero los físicos ya saben que hay partículas y fuerzas que están más allá de esta hipótesis y que la teoría tiene inconsistencias que deberán superarse, del mismo modo en que las leyes de Newton fueron superadas por las ideas de Einstein y la Teoría de la Relatividad. El modelo estándar no explica la gravedad ni la materia oscura, que, se cree, forma 96% del Universo, ni la energía oscura, que sería la responsable de la expansión del cosmos.

La voz del experto
Tras la huella del Creador

Víctor Castillo Vallejo, (coordinador del Doctorado en Ciencias Físico Matemáticas del Cuvalles de la UdeG)

Sin la existencia del Boson de Higgs quedaría incompleto nuestro modelo de entendimiento del Universo. Desde el punto de vista científico buscamos un entendimiento de lo que nos rodea. El origen y el destino de todo es compartido. La diferencia es cómo contestamos esas preguntas.

El investigador Víctor Manuel Castillo Vallejo indica que la pregunta de por qué las partículas tienen masa se ha tratado de responder de múltiples formas; algunas han sido rescatadas por la evidencia experimental; otras quedan en duda. Ésta es la más razonable en los últimos 40 años, comprobamos la explicación para la masa de las partículas. Se valida un modelo que confirma que todas las partículas tienen una propiedad gracias a la existencia de esta partícula; es cuestión de meses para que se confirme que se trata del bosón de Higgs, un descubrimiento que tendrá un impacto tecnológico en los próximos 15 o 20 años, en tecnologías de uso común que trabajan con aceleradores de partículas.

Castillo Vallejo explica que en la década de los ochenta esta partícula fue bautizada como “la partícula de Dios” porque remonta al origen mismo del Universo. Popularmente se asocia la existencia de Dios con el origen del Universo, quedando inscrita entre la frontera entre la ciencia y la religión: si Dios creó el Universo y en ese origen fue creada esta partícula, es entendida como una “huella de Dios”, entendido esto con las reservas que requiere, ya que el ser humano trata de conciliar los puntos de vista.

Fuente: Informador.com

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *