El viceministro de Régimen interior Jorge Pérez, informó este viernes que producto de los enfrentamientos entre mineros cooperativistas y sindicalizados en la mina Colquiri, existen 10 personas heridas que son atendidas en centros hospitalarios de la zona y del departamento de Oruro. Por el momento se mantiene una tensa calma y se espera un diálogo junto autoridades de Gobierno.

El hecho habría iniciado aproximadamente a las 20.15 horas, cuando empezaron a registrarse los primeros dinamitazos que atemorizaron a la población de Colquiri, principalmente a las amas de casas, que salieron de sus hogares pidiendo la pacificación del lugar, en horas de la tarde un contingente policial de ciudad de La Paz se trasladó a la zona del conflicto para evitar más enfrentamientos entre mineros.

“En este primer enfrentamiento hubo un saldo de 9 personas heridas de las cuales 7 se mantienen en el hospital de Colquiri y dos fueron retirados en ambulancia a Oruro por presentar un cuadro de mayor gravedad, posteriormente hubo otro enfrentamiento a las 03.45 de la madrugada donde una persona quedó herida y también fue trasladada a Oruro, por el momento se mantiene una tensa calma, descartamos las versiones de que ninguna persona falleció en estos enfrentamientos”, manifestó Pérez.

Según reportes televisivos, las instalaciones de Radio Vanguardia (una emisora minera), también sufrió atentados dinamiteros, dejando en suspenso su señal radial por los destrozos registrados en sus instalaciones. Asimismo, según los dirigentes mineros, para evitar más personas heridas, se suspendieron las actividades escolares en el campo minero.

La carretera La Paz-Oruro se encuentra bloqueada a la altura de Senkata, Caracollo y Conani por los cooperativistas mineros que exigen la nacionalización de todo el yacimiento de la mina Colquiri y rechazan el acuerdo firmado el miércoles por la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) y el Gobierno.

Por decisión de un Cabildo realizado el jueves en el centro minero de Colquiri, los trabajadores asalariados y parte de la población civil, tomaron los yacimientos de esa población después de rechazar un preacuerdo logrado por su dirigentes con el Gobierno la madrugada del jueves. A punta de dinamitazos, los mineros sindicalizados y cooperativistas se enfrentaron anoche en el distrito minero.

Aproximadamente 1.000 personas se movilizaron hacia el campamento minero ocupado por cooperativistas que reclamaban la entrega de concesiones para su explotación en lugares sólidos y ya no en áreas explotadas. Cerca de 800 mineros cooperativistas se encontraban atrincherados en Colquiri, unos 400 protegiendo las bocaminas y otro tanto en puntos estratégicos.

El conflicto en la mina, propiedad de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) que opera bajo contrato de riesgo compartido por la empresa Sinchi Wayra (filial en Bolivia de la compañía suiza Glencore), fue tomada a principios de este mes por las cooperativas que operan en la zona y que exigían que el Estado se haga cargo.

Fuente: Anf

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *