En la noche de San Juan

Si bien la contaminación por San Juan bajó este año en Cercado porque se frenaron las fogatas, en algunas localidades del departamento las normas que prohibían las quemas se respetaron parcialmente y en otros municipios se quemó como en cualquier año.

No se puede determinar los porcentajes de contaminación ambiental en estas regiones, pues allí no existen aparatos de medición.

Los municipios que no respetaron la normativa que prohibía el encendido de fogatas fueron los del valle alto, incluso se observaron quemas sobre la carretera interdepartamental que conectan a Cochabamba con Chuquisaca y Santa Cruz.

Los alcaldes de los municipios ubicados en esta región aseguraron que no se pudieron efectuar los controles necesarios porque los problemas en la Policía Nacional impidieron tener apoyo de los agentes del orden.

Según informaron en la Alcaldía del Cercado, en la celebración de la fiesta de San Juan, que se caracterizaba por el encendido de fogatas y fuegos artificiales, se registró una disminución de un 24 por ciento de contaminación ambiental en este año, respecto a lo ocurrido en la gestión 2011.

Esta información la dio a conocer el responsable de la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire de Cochabamba (Red Monica), Alaín Terán, quien además informó que hubo un descenso en la presencia de material particulado en la atmósfera, según el monitoreo realizado en la zona sur.

“La noche del sábado 23 de junio no se encendieron fogatas como en gestiones pasadas”, informó el responsable de la Secretaría de Protección a la Madre Tierra de la Alcaldía del Cercado, Germán Parrilla.

Operativos

El funcionario explicó que la noche del sábado se realizaron operativos de control con la Intendencia Municipal y militares, para hacer cumplir la ordenanza, el decreto departamental y una resolución ministerial que prohibían el encendido de fogatas y juegos pirotécnicos.

La vocera de la Alcaldía, Elba Morales, confirmó esta información, pero aclaró que “no se ha visto más que en mínima cantidad, en algún domicilio totalmente aislado, hubo algunos petardos, a más de ello no hemos tenido ningún otro problema”, dijo.

Efectos positivos

Gracias a que no se encendieron fogatas ni fuegos artificiales, la mañana del domingo el cielo estaba despejado, aunque existía una cantidad mínima de humo.

El pronosticador de Meteorología de Aasana, Emilio Chulbert, informó que la visibilidad en el aeropuerto no se redujo como en pasados años, especialmente en el aeropuerto, lo que permitió que las operaciones aéreas se realizaran con normalidad.

El experto dijo que prácticamente era una tradición en otras gestiones, que a partir de las 20:00 del 23 de junio la visibilidad se reducía hasta 1.000 metros, lo que impedía la salida de los aviones por algunas horas.

En esta gestión, a las 2:00 de la madrugada de este domingo había una visibilidad de ocho kilómetros que después se fue reduciendo hasta cinco.

Los vuelos no se suspendieron.

Entre tanto, la responsable de la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación, Tatiana Zanabria, informó que se empezarán a controlar los chaqueos.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *