Fujimori condenado a 4 años y medio de prisión por tráfico de influencias en Perú

Mundo

El excongresista peruano Kenji Fujimori, hijo del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), fue sentenciado este martes a cuatro años y medio de prisión por tráfico de influencias cuando era legislador, aunque la pena quedó diferida hasta que sea confirmada en segunda instancia.

“Sala Penal Especial de la Corte Suprema condena a cuatro años y seis meses de #PrisiónEfectiva a #KenjiFujimori, Guillermo Bocangel y Bienvenido Ramírez, y suspende su ejecución hasta que la sentencia quede firme y/o consentida”, indicó el Poder Judicial peruano a través de un mensaje en Twitter.

Fujimori, Bocangel y Ramírez, todos exparlamentarios, y el asesor Alexei Toledo habían sido acusados por la fiscalía peruana de tráfico de influencias y cohecho, a partir de un video donde negociaban el respaldo al entonces presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski en un juicio político en su contra que haría el Congreso peruano, a cambio de favores políticos.

Los favores políticos de estos congresistas, todos fujimoristas, consistieron en votar en contra del pedido de destitución de Kuczynski que impulsaba el partido de Keiko Fujimori en el Congreso en diciembre de 2017. 

Aquella votación distanció a los hermanos Keiko y Kenji, pese a que Kuczynski indultó ese mes al expresidente Alberto Fujimori y patriarca del clan.      

Los otrora congresistas, que enfrentaban un pedido de los fiscales de hasta 12 años de prisión, también recibieron multas por unos 12.000 dólares cada uno e inhabilitaciones políticas durante 18 meses. 

Kenji, hermano menor de la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori, es el benjamín de la familia que ha dominado la vida política peruana más de tres décadas, y que tiene a Alberto Fujimori sentenciado a 25 años de cárcel por crímenes contra los derechos humanos, y a Keiko enfrentando a la justicia por presunta corrupción.