Se espera un acuerdo

Se espera un acuerdo para dar paso a la reanudación de operaciones de la aerolínea privada con el aporte del empresario William Petty.

Fuentes de AeroSur informaron ayer que las negociaciones entre el Gobierno y los ejecutivos de la firma pueden dar paso, esta semana, a la firma de un contrato de riesgo compartido con el nuevo inversionista, William Petty.
De acuerdo con los informantes, Petty y sus representantes legales analizarán en el transcurso de esta semana el tema impositivo y de la deuda de sueldos con el fin de tener un panorama más claro para sacar a flote a la aerolínea.
Indicaron que ayer se iniciaron reuniones entre la Autoridad de Telecomunicaciones y Transportes y accionistas de la firma, en las oficinas centrales de AeroSur, en Santa Cruz, donde se estudian a fondo los planteamientos del Gobierno.
La primero es que la firma transparente sus cuentas y se legalice; la segunda, que garantice el pago de sueldos a los trabajadores, beneficios sociales y seguro social; la tercera, que efectivice el pago de sus deudas e impuestos, y, por último, pide la acreditación legal de sus representantes.
Estas reuniones tendrán la finalidad de aprobar el plan de salvataje que se elabora actualmente.
La inversión es insuficiente. El Gobierno aseguró que los 15 millones de dólares de inversión, comprometida por el empresario estadounidense para la reactivación de la línea aérea, es insuficiente porque de acuerdo a los cálculos realizados por las autoridades, la empresa requiere más de 25 millones de dólares para volver a operar.
Según la ATT, el Ministerio de Obras Públicas y la reguladora no fueron informados de manera oficial sobre la carta de intenciones suscrita el pasado 30 de mayo con William Petty, para que éste se asocie a AeroSur, firme un contrato e invierta.
los trabajadores. Gonzalo Urquidi, representante de los trabajadores de la regional Santa Cruz, dijo que de los 1.200 funcionarios que desempeñaban diferentes labores dentro la empresa, al menos 500 ya no serán parte de la planilla de trabajadores.
Los 700 empleados formarán parte de la nueva estructura, debido a que algunos optaron por dejar la empresa y otros plantearon juicios laborales y reclaman los sueldos devengados desde hace varios meses.
Los trabajadores de la aerolínea indicaron que si el Gobierno acepta y aprueba el plan de salvamento propuesto por la línea aérea, se espera que las operaciones se reanuden entre el 18 y el 20 de junio.
La deuda tributaria de la aerolínea privada alcanza a aproximadamente 1.214 millones de bolivianos por impuestos no pagados durante las gestiones 2004, 2006 y 2007.
El proceso ya tiene un fallo a favor del Servicio de Impuestos Nacionales, que embargó los ingresos de la compañía.

108 millones de dólares es la deuda de AeroSur correspondiente a la gestión 2004 por el impago de impuestos.

SEgún información de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), a AeroSur le quedan 72 días para que reanude sus operaciones. Si no lo hace, podría sufrir la suspensión definitiva de su licencia de operaciones. La Att indicó que la empresa corre el riesgo de perder su licencia, si no se oficializa al nuevo inversor de la aerolínea.

“Se deben tomar todos los recaudos para evitar que esta situación se vuelva a repetir, pero no es bueno dar informaciones erradas”.

Fuente: La Prensa

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *