Las cámaras de cajón son reliquias que en el parque Centenario siguen funcionando. Juan Moncayo Fajardo tiene una, y con ella toma postales a turistas y fotos tamaño carnet a quienes necesitan tramitar un documento. Con 38 años detrás del lente, admite que usa además una cámara digital para sacar imágenes en color, que llegan a ser las más solicitadas, aunque en general la clientela ha disminuido. Con el objetivo de no dejar morir la tradición, cuenta que junto a sus colegas se las ingenian para usar como revelador un químico para rayos X de placas dentales, y que tienen incluso que traer el papel fotográfico de Perú porque aquí ya no se encuentra. Videógrafos: Eduardo Adams. Efectos de audio: Writing, de digifshmusic Shutter Photo, de Horsthorstensen. One Use Camera Clic White Flash, de Emmanuel. Licensed under Creative Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *