Se los conoce como lagarteros. Y a veces ellos sienten como despectivo ese calificativo. ¿Cuál es el origen de este apodo de los músicos populares, tan tradicionales en Guayaquil? En la década del cincuenta, el punto de reunión de los guitarristas y cantantes que daban serenatas era la pileta del parque La Victoria, lugar que estaba adornado con unos pequeños lagartos de piedra. Así se llegó a denominar a los artistas como Darmilo Arizala, cantante desde hace 41 años que ofrece su talento en la esquina de Sucre y Lorenzo de Garaycoa (aunque él prefiere llamarla Santa Elena, antiguo nombre de esta calle). Sin un horario fijo, aunque generalmente entre la noche y la madrugada, dice no tener un género musical preferido. Aclara que junto a sus compañeros, con una guitarra y ocasionalmente unas maracas, interpreta lo que pida el cliente. Videógrafo: Eduardo Adams Efectos de audio: – Writing, de Digifishmusic. – Scraping, de Morgantj Licensed under Creative Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *