Agradecen la ayuda de las personas

Isora Suárez, indígena sirionó de 50 años, no tiene dinero para alimentarse ni para retornar a su comunidad, distante 90 kilómetros de la ciudad de Trinidad. Ella participó de la novena marcha en defensa del Tipnis y caminó durante 75 días entre Trinidad y La Paz, acompañada de su esposo, tres hijos y dos nietos. Desde el domingo participa de la segunda vigilia en la sede de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob).

Al igual que Isora, más de 400 indígenas sufren, no solo por la escasez de alimento en la vigilia, sino también por el silencio que guardan las autoridades cruceñas que, según los dirigentes indígenas, es más frío que los vientos que soplan del sur.
“La falta de respaldo a la vigilia se debe al miedo que tienen al Gobierno”, señaló Adolfo Chávez, dirigente de la Cidob.

Elizabeth Anduari, indígena guaraní encargada de la logística, aseguró que no tienen víveres, hay cuatro niños con diarrea y más de 20 personas con tos avanzada. Ayer, los indígenas desayunaron hígado con yuca y un locro de menudencias fue el almuerzo.
Chávez agradeció el apoyo cruceño durante el recibimiento de la marcha, pero cuestionó el ‘silencio’ de las autoridades, como el gobernador Rubén Costas y el alcalde Percy Fernández, que “por temor al Gobierno se sienten amedrentados para brindar su apoyo a la marcha”.

“Cualquier palabra mal dicha es aprovechada por el Gobierno para hacer caza de opositores con el desacato. Nosotros no tenemos miedo y lo desafiamos”, dijo.

El dirigente de la Cidob aseveró que después de una reunión con los ejecutivos decidieron desconocer a la dirigencia paralela, presidida por Melva Hurtado, porque “traicionaron al movimiento indígena, donde hicieron primar sus intereses para convertirse en funcionarios del Gobierno”.

Carlos Cayuba, corregidor de Concepción de Ichoa en el Tipnis, indicó que ni bien consigan dinero retornarán a su comunidad -dos días en motor desde Trinidad- donde convocarán una asamblea interna para organizar la defensa de su territorio, ya que hay algunas comunidades que han “sido compradas por el Gobierno”, afirmó.

Al respecto, Chávez calificó de política y poco efectiva la visita con regalos realizada el fin de semana por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a la comunidad de Gundonovia. “Los hermanos saben que el territorio no se negocia”, dijo.

El Conisur rechaza la ampliación
Gumercindo Pradel, presidente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), rechazó ayer una posible ampliación a la fecha de inicio de la consulta para la construcción de la carretera por el Tipnis, fijada para el 29 de julio, ya que “45 corregidores definieron el plazo con el Gobierno”.
Pradel aseguró que uno de los principales motivos que imposibilitarían la postergación de la consulta, así como lo sugirió el vicepresidente Álvaro García, es porque a partir de la próxima semana bajará el nivel de los ríos y no se podrá navegar para llegar a las comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).
De acuerdo con el representante, 28 comunidades del Conisur ‘están listas’ para participar de la consulta.
Al respecto, Adolfo Chávez, dirigente de la Cidob, dijo que no está preocupado por los plazos, ya que los indígenas están preparados para ‘chicotear’ a los técnicos del Gobierno que ingresen al Tipnis.

DURANTE LA JORNADA

Coica. Edwin Vásquez, máximo representante de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica), llegó ayer a la vigilia y brindó su respaldo a la dirigencia de Adolfo Chávez en la Cidob, y aseguró que denunciarán ante la CIDH la vulneración de derechos que cometió el Gobierno contra la marcha.

Consulta. El Tribunal Supremo Electoral se reunirá hoy en Santa Cruz para definir la cantidad de personal para la consulta y el presupuesto, que supera los Bs 600.000. La consulta está prevista del 29 de julio al 7 de septiembre.

Fuente: El Deber

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *