El Gobierno puso en marcha el “Plan Cero” de cultivos de coca y asentamientos ilegales en puntos estratégicos del Parque Carrasco con la instalación de tres campamentos con 600 efectivos entre policías y militares, una campaña que después se extenderá a otras áreas protegidas del país.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, junto con el viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres; y el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), Wiliam Kaliman, realizó ayer un sobrevuelo en la parte noreste del parque que llega hasta Pojo, Totora y Pocona, con el fin de verificar los cultivos de coca y asentamientos no permitidos.

En el sobrevuelo se observó que en la zona de Pampa Colorada existen más de 30 asentamientos donde también se realiza la tala indiscriminada de árboles. Según Cáceres, el “Plan Cero” consta de cuatro fases: la primera es instalar el campamento en el Parque Carrasco; la segunda, en el Parque Isiboro Sécure; la tercera, en el Amboró, y la última en el Madidi. A esto, Romero incluyó el rastrillaje en El Choré.

Este plan entra en vigor después de que el Gobierno intentó varias veces dialogar con los comunarios de Yungas de Vandiola de Totora para evitar que continúen con los cultivos ilegales y los asentamientos clandestinos. Romero dijo que como Gobierno “podemos escuchar sus demandas, pero no hay nada que negociar sobre cultivos de coca”.

Los efectivos hallaron casas precarias, con cultivos de coca, alimentos y ropa que fueron abandonados por dos personas tras percatarse de la presencia de los efectivos de la FTC.

En el lugar, casi inaccesible, se hallaron almácigos de coca que, según Cáceres, habrían servido para por lo menos cinco hectáreas del arbusto. Las casas fueron quemadas y los cultivos destruidos. La instrucción es remitir al Ministerio Público a las personas que continúen con estas actividades en áreas protegidas.

Destacan apoyo de NAS

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó que la División de Asuntos Antinarcóticos de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia (NAS, por sus siglas en inglés) está en un “momento de ordenamiento administrativo”, que definirá la transferencia de la tecnología al Gobierno boliviano debido a que sus funciones y colaboración concluirían el próximo septiembre.

Romero no quiso adelantar más criterio al respecto, pero dijo que el apoyo de Estados Unidos para Bolivia continuará, aunque el retiro de la NAS significará la inversión de más recursos por parte del Gobierno o la búsqueda de financiamiento de otros países porque esta instancia se hacía cargo del mantenimiento de los helicópteros, combustible, alimentación, entre otros.

“Las puertas no están cerradas para trabajar con Estados Unidos. Creemos que en cualquier momento se puede restablecer la acción conjunta”, dijo. Destacó el apoyo de la NAS en la lucha contra el narcotráfico, sobre todo con la dotación de los helicópteros, los GPS y otros aspectos tecnológico que permiten tener más precisión en esta actividad.

AUTORIDADES DE GOBIERNO OPINAN

Carlos Romero

Ministro de Gobierno

Los cultivos de coca en un parque nacional en áreas protegidas son incompatibles con la naturaleza misma y quienes se dedican a realizar asentamientos o cultivos de coca han incurrido en una figura de ilegalidad. No hay nada que dialogar con ellos, nada que hablar.

Son asentamientos precarios porque son eventuales, tienen el objetivo económico de producir coca no para satisfacer necesidades culturales (…), sino para fomentar el narcotráfico.

Felipe Cáceres

Viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas

Las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional hasta la fecha lograron erradicar 3.800 hectáreas de coca ilegal. Vamos a iniciar con el programa de erradicación de coca en los parques nacionales, el día de hoy (ayer) iniciamos en el Parque Carrasco.

Asentamientos de gente que a título de no tener tierra o no tienen ingresos económicos, sabiendo que es un área protegida, están procediendo a nuevos asentamientos, tala de árboles y, peor todavía, al cultivo de coca.

Wiliam Kaliman

Comandante Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)

Estamos cumpliendo con las tareas tanto en el trópico de Cochabamba como en Yungas de La Paz (…), lo cual nos hace ver que vamos a poder cumplir nuestras metas, objetivos semestrales anuales que nos encomendó.

Ya iniciaron el trabajo de erradicación las comunidades de Nueva Estrella, Osomayu y Alto Vandiola, donde se erradicó cerca a 500 hectáreas cultivos y se hallaron fosas de maceración que fueron destruidas.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *