Se quedan hasta que sus problemas sean solucionados

Aunque el frío invernal arrecia en la sede de Gobierno y ante la indiferencia de autoridades gubernamentales, la IX marcha indígena resolvió, ayer, permanecer en la ciudad de La Paz hasta que el Órgano Ejecutivo atienda su plataforma de demandas.

Los dirigentes dijeron que esperan “doblegar” la “soberbia” del Presidente y obligarlo a reunirse con ellos.

Horas antes, los dirigentes de esta movilización se había planteado regresar a sus comunidades y desde allí conducir la resistencia contra la consulta “previa” que pretende ejecutar el Ejecutivo en el TIPNIS.

La represión de la Policía el jueves, hizo que los marchistas se desmotiven y quieran regresar a casa.

“La decisión de la columna de la marcha es que todas las regionales y los territorios que estamos nos vamos a quedar. Vamos a permanecer sí o sí en la sede de Gobierno hasta que el Gobierno doblegue su soberbia y dialogue con los pueblos indígenas. Hombres, mujeres y niños nos quedamos”, enfatizó la presidenta de la marcha, Bertha Bejarano.

La decisión tomada al mediodía fue impulsada más tarde con la masiva marcha de apoyo a los indígenas de tierras bajas, que se realizó por las calles céntricas de La Paz, ayer por la tarde, previo al cabildo organizado en la plaza Mayor de la iglesia de San Francisco.

Bejarano informó también que en las próximas horas llegarán representantes de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) para “dar respaldo a la columna de la marcha y conocer cómo actúa el Gobierno contra los indígenas”.

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Adolfo Chávez, añadió por su parte que en los próximos días llegarán a La Paz representantes de otras organizaciones regionales a unir esfuerzos para la IX marcha indígena.

“Con el apoyo de la paceñidad se van a tomar nuevas decisiones para continuar adelante”, dijo.

Hace 11 días que los indígenas de la columna de marchistas llegaron a La Paz, luego de una penosa caminata de 62 días desde la ciudad de Trinidad, capital del departamento del Beni.

El sector exige un diálogo con autoridades gubernamentales para que escuche su plataforma de nueve puntos; entre los principales está que se respete la Ley 180 que establece la intangibilidad del TIPNIS y que se abrogue la Ley 222 de consulta “previa” que el Ejecutivo quiere empezar a implementar desde el 29 de julio próximo en 64 comunidades de ese parque nacional.

El Gobierno pactó con varios grupos, que empezaron a retornar a sus comunidades.

Sin embargo, varias organizaciones se pronunciaron respaldando los pedidos de la marcha. Para mañana, organizaciones cívicas de la zona Sur de la sede de Gobierno los han invitado a participar de un acto de apoyo que se llevará a cabo en el atrio de la iglesia de San Miguel (Calacoto) en horas de la mañana.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *