Romero pide no más agresiones

La IX marcha indígena en defensa del TIPNIS reanuda su caminata hoy desde Santa Bárbara, pero aún no definió su destino, mientras el Gobierno dice que hará gestiones para evitar que se impida el avance de los marchistas.

Según los dirigentes de la columna de indígenas, este fin de semana se incrementó el número de marchistas a más de 1.000. Hasta el viernes se tenía el registro de que la columna estaba integrada por al menos 700 personas.

La IX marcha se encuentra desde el viernes en el campamento de la empresa ArBol en Santa Bárbara y después de descansar por dos días, los originarios reanudan la caminata hoy, aunque el punto de parada aún no está definido. Yolosa, a 10 kilómetros, es el lugar más cercano.

El viernes, la Central Agraria Campesina de Coroico advirtió de que no dejará pernoctar a los indígenas en Yolosa ni en Yolosita, otra localidad próxima, bajo la amenaza de agresión porque se encuentran en su territorio.

La presidenta de la IX marcha indígena, Bertha Bejarano, dijo a ANF que los indígenas han debido partir a las 6:00 de hoy.

Bejarano también comentó que más que ropa abrigada, los marchistas requieren frazadas para afrontar las noches de frío que azotan a la movilización.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que está haciendo gestiones para evitar agresiones a la marcha indígena; asimismo, llamó a dirigentes y autoridades ediles a no impedir el avance de la caminata.

“Lo que nosotros estamos haciendo, el Ministerio de Gobierno es dialogar con los alcaldes y los dirigentes sociales de todas las poblaciones por las cuales está atravesando la marcha, lo hemos hecho así con la gente de Yucumo y lo vamos a hacer con todos porque no hay ánimos de interferir esa marcha”, aseveró.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *