Se convirtió en La Novia del Mundial aun sin haber viajado a Sudáfrica, sede en el 2010 de la Copa de Fútbol de la FIFA. La paraguaya Larissa Riquelme llamó la atención de la prensa internacional por alentar sin descanso y con un gran escote a la selección de su país y por prometer desnudarse si es que esta llegaba a la final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *