Unas 3.000 personas vibraron en Quito con el concierto de despedida del ya clásico grupo de rock español, Ilegales. El carisma y desenfado de Jorge Martínez, el líder y vocalista de la banda, fue parte del espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *