lindsay-lohan_2Después de terminar un nuevo intento para rehabilitarse, la actriz Lindsay Lohan confesó durante una entrevista en la televisión que es una adicta y aseguró que necesita “escuchar” para tratar sus problemas.

“Soy mi peor enemiga, lo sé y lo admito. Ahora me siento totalmente nueva y tengo el deseo de mantener esta sensación. Estoy dispuesta a hacer lo que sea’”, le dijo la joven a Oprah Winfrey.

¿Sos un adicta?, le preguntó la emblemática periodista. “Sí”, respondió la actriz.

“En el pasado el alcohol fue la puerta de entrada a otras cosas para mí. La cocaína no la he probado más de 10 o 15 veces”, reveló Lohan, quien tras ser arrestada por posesión de esa droga dijo no haberla consumido más de cuatro veces.

La ex estrella infantil, de 27 años, completó en julio su último tratamiento ordenado por la corte para recibir terapia de rehabilitación.

La actriz estadounidense viene enfrentando problemas legales desde hace años. El alcohol y sus problemas al volante fueron un denominador común en la vida de Lohan.

En 2005, cuando aún era menor de edad, ya asistía a reuniones de Alcohólicos Anónimos y admitía ser bulímica y consumir drogas.

Cuando la presentadora le preguntó qué había sido diferente en esta última etapa de su rehabilitación, Lohan dijo que ya no toma Aderall, un medicamento que contiene anfetamina y dextroanfetamina, que había consumido por su trastorno por déficit de atención.

“No culpo a nadie por mis errores. Lo hice y no estoy orgullosa de ello”, aseguró al ser consultada por su relación con sus padres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *