La laguna esta infectada el más del 80%

Las macrófitas o repollitos de agua cubren aproximadamente el 80 por ciento del espejo de agua de la laguna Alalay, cuando lo tolerable es que esta planta ocupe solamente una extensión del 30 por ciento.

El jefe de Departamento de Prevención y Preservación Ambiental de la Secretaría de Protección a la Madre Tierra de la Alcaldía de Cercado, Alan Lisperguer, afirma que la tarea prioritaria ahora es la extracción de las macrófitas antes de que empiecen a descomponerse.

Para apoyar a la extracción manual de las macrófitas, la Alcaldía cuenta con un presupuesto para adquirir una máquina cosechadora. La meta es tener esta herramienta en tres meses como máximo. Otra tarea, a largo plazo, es el dragado del vaso de agua.

BENEFICIOS Lisperguer explica que las macrófitas, a diferencia de lo que opinan los detractores, ayudan a “descontaminar naturalmente” la laguna Alalay.

Por su parte, el presidente del Foro Cochabambino de Medio Ambiente y Desarrollo (Focomade), John Zambrana, en sintonía con el funcionario de la Alcaldía, asegura que las macrófitas ayudan a retener los contaminantes mediante las raíces y a purificar el agua.

Pero, añade Zambrana, cuando hay un exceso de estas plantas, al cumplir su ciclo biológico, las macrófitas se convierten en materia orgánica y “más bien perjudican en lo que se refiere la calidad del agua de la laguna”.

Por eso el ambientalista recomienda que se controle en forma permanente la población de las macrófitas para que no se reproduzcan en exceso.

Zambrana menciona que las totoras y los helechos de agua ayudan a descontaminar las aguas de la laguna Alalay.

Las macrófitas, según explicación de Lisperguer, se proliferan en exceso debido a los nutrientes que ingresan al espejo de agua con los caudales del río Rocha y por el rebalse de las alcantarillas.

La proliferación de las macrófitas no es un tema nuevo. La extracción manual de estas plantas, con el apoyo de las trabajadoras del Plan Nacional de Empleo, es una tarea que se ha venido encarando desde hace varias gestiones, pero estas plantas cubren nuevamente el espejo de agua en pocos días.

PREVENCIÓN El funcionario de la Alcaldía explica que para evitar que la próxima gestión se vuelva a tener el crecimiento descontrolado de las macrófitas, la Secretaría de Protección a la Madre Tierra, controlará el ingreso de aguas contaminadas, del río Rocha y de las alcantarillas.

Añade que el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) está trabajando en el cambio del sistema que está obsoleto, de modo que las aguas residuales no rebalsen.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *