El jefe nacional del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, aseveró este lunes a Erbol que la “tozudez” del gobierno del presidente Evo Morales por construir la carretera Villa Tunari–San Ignacio de Moxos, por medio del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), se fundamenta en dos factores que tienen que ver con su compromiso con la constructora brasileña OAS y los cocaleros, y el ánimo político de “liquidar” a la dirigencia indígena de tierras bajas.

 “Primero estamos frente a una presión corporativa que al parecer el Presidente no puede eludirla, la ampliación de la frontera agrícola cocalera (…); en segundo lugar los 100 millones de dólares de sobreprecio (con la OAS) considerado para imprevistos cuando ya se consideran en los ítems, y en tercer lugar yo creo que hay la decisión de liquidar a las dirigencia natural del TIPNIS”, sostuvo.

 Del Granado agregó que el gobierno, con el inicio de una nueva campaña de desprestigio en contra los indígenas, está “preparando el terreno” para justificar una nueva intervención como lo ocurrido en Chaparina (Beni), cuando el 24 de agosto de 2011, un contingente policial arremetió violentamente contra la VIII marcha indígena del TIPNIS.

 “Están preparando otra Chaparina y esto nos debe alertar a todos para impedir que eso ocurra, para atarle las manos al gobierno de una nueva acititud represiva en contra del TIPNIS”, apuntó.

Fuente: ERBOL
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *