El presidente Evo Morales anunció el martes la anulación del contrato suscrito con la empresa brasileña OAS para la edificación de la vía Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, en los tramos I y III, debido al incumplimiento en que incurrió la compañía constructora.

“Hay incumplimiento de parte de OAS y por eso hemos decidido, hemos iniciado un proceso de anulación del contrato de la construcción en el camino Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, especialmente en el tramo I y III que estaba a cargo de OAS, por incumplimiento de parte de la empresa”, dijo en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

El Mandatario agregó que “lamentablemente algunos fiscales o supervisores? siento que hay algún fraude, sospecho algo que por eso (los) informes técnicos postergan la entrega y no terminan la obra”.
Explicó que la decisión fue tomada luego de una “larga reunión” con la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), en la que se consideró el incumplimiento de la empresa brasileña.

Explicó que, por ejemplo, OAS suspendió los trabajos en los tramos I y III sin justificativo ni autorización, incumplió con el movimiento de maquinaria y equipo comprometido en la edificación de esa vía, desobedeció reiteradamente instrucciones recibidas y compromisos asumidos, no presentó informes de medición, falta la señalización en la obra, como también, la propuesta de rescate arqueológico, entre otros aspectos.

El jefe de Estado manifestó que el incumplimiento de la empresa no sólo se expresa en la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, sino en otras como Uyuni – Potosí la cual según el compromiso asumido por OAS ésta debía entregarla en diciembre de 2010, plazo que no se honró.

Señaló que por el accionar de este tipo de empresas, las autoridades nacionales, departamentales y municipales tienen problemas pues no logran entregar obras a la población. “Debemos pagar el costo (del comportamiento de esas empresas”.

Recordó que antes los gobiernos nunca ejecutaban boletas de garantía, en cambio en la actualidad se recurre a esa medida cuando hay incumplimiento tal como sucedió con Jindal, encargada de la explotación del yacimiento de hierro del Mutún.

En contraposición, destacó la labor de “buenas empresas” que ejecutan obras en el país como la doble vía Montero – Cristal Mayo, La Paz – Oruro.

Indicó que cuando son varias las empresas que se adjudican una obra “hay una competencia sana” entre ellas, pero cuando es una sola falta maquinaria o se retiran y dejan la obra inconclusa.

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *