El gobierno, a través del Viceministerio de Medio Ambiente, trasladó, luego de emborracharlos, a 15 corregidores del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) con engaños y chantajes a la ciudad de La Paz para que firmen el acta de la consulta.

La denuncia la dio a conocer el exexpresidente de la Subcentral TIPNIS, Adolfo Moye, yerno de uno de los corregidores que fue traído por el gobierno desde su comunidad.

El pasado martes, los supuestos corregidores del TIPNIS y representantes del Gobierno firmaron un acta para viabilizar la post consulta que podría o no aprobar la construcción del tramo dos de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos a través del corazón de la reserva natural.

“El gobierno los reunió en San Pablo, fue un lugar de concentración para llevárselos. Supuestamente los corregidores tenían que entregar proyectos a una comisión del Viceministerio de Medioambiente, pero cuando se encontraron ahí se enteraron que tenían que trasladarse a La Paz. Pero hubo una resistencia, entonces comenzó los chantajes con la pérdida de los proyectos y los motores fuera de borda”, dijo Moye a Erbol Digital.

Posteriormente, el gobierno ofreció bebidas alcohólicas para emborracharlos y trasladarlos –primero en canoa, luego en camión y después en avión– a La Paz.

“Mi suegro es Alberto Semo corregidor de la comunidad Villa Fátima de las Papitas. Ese día la hermana de mi esposa me llamó para que nosotros vayamos a buscarle, porque nos dijo que se lo llevaron en una canoa de San Pablo borracho y nadie sabía para qué. Los han puesto a beber y de pronto les dijeron que tenían que viajar”, relató el expresidente de la subcentral del TIPNIS.

También denunció que el gobierno aísla a los indígenas que firmaron el documento y algunos de ellos fueron engañados porque no saben leer.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *