El vocero de la brasileña OAS, Pablo Siles, informó que la compañía invirtió de su bolsillo más de la cantidad que el Estado boliviano ($us 16 millones) desembolsó –como contraparte– para la construcción de los tramos I y III de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

No especificó el “monto mayor” que puso, pero dijo que sumada la contraparte nacional fueron más de 35 millones de dólares los ejecutados en esa obra.

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) confirmó que desembolsó 16,6 millones de dólares, por lo que OAS habría invertido más de 18 millones de dólares.

Siles confirmó así las declaraciones del asesor legal de la constructora, Enrique Barrios, quien el martes pasado, luego de entregar la carta de respuesta a la ABC sobre su intención de rescindir el contrato, informó que “la inversión nuestra ha sido mucho más que el dinero que hemos recibido de la ABC”.

El vocero de la empresa brasileña explicó que lo que correspondía, según el contrato de construcción aún vigente, era que OAS reciba alrededor de 83 millones de dólares, correspondientes al 20 por ciento de los 415 millones de dólares que es el costo total de la carretera a Beni.

Sin embargo, la constructora sólo recibió el 20 por ciento de los 83 millones que correspondían a la ABC debido a que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes), que debía financiar el resto, congeló los desembolsos por el conflicto del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Descargos

Siles indicó que junto a la documentación que respalda las inversiones ejecutadas, el equipo jurídico legal de OAS entregó a la ABC, el martes pasado, más de 35 anexos donde explica y responde a todas las observaciones técnicas realizadas por la ABC al contrato de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

“Nosotros no consideramos que hayamos incumplido ningún elemento contractual y en ese sentido corresponde a la ABC hacer el análisis respectivo de todos los elementos de certificación que hemos entregado, en un tiempo que considere prudente”, agregó.

El 9 de abril pasado, la ABC envió una carta a OAS en la que indicaba que abrió el proceso para rescindir el contrato.

Las obras continúan en tramos

Mientras transcurre el tiempo que se tomará la ABC para emitir un criterio sobre los descargos presentado por OAS, las obras en los tramos I y III de la carretera a Beni, siguen con normalidad, ratificó ayer el vocero de la constructora, Pablo Siles.

Dijo que en el tramo I se reanudaron los trabajos de construcción de terraplén y se tiene listo casi un kilómetro de plataforma para las pruebas de asfaltado. En el tramo III, una vez que baje la intensidad de las lluvias, se desplazará personas y equipos para la preparación de terraplenes.

Entretanto, en la maestranza industrial de Eterazama se procede al acopio de materiales y construyen tuberías de desagüe.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *