Piedra encontrada hace 1300 años

Una piedra tallada por los mayas hace unos 1.300 años, hallada en Guatemala, devela la culminación del 13 B’aktun el próximo 21 de diciembre, en lo que constituye la segunda referencia en la historia sobre el cambio del calendario de esa antigua civilización americana o del inicio de una nueva era.

El hallazgo fue revelado por arqueólogos guatemaltecos y estadounidenses que explicaron que dieron con la pieza en abril pasado, durante una investigación realizada por estudiantes de las prestigiosas universidades Del Valle, de Guatemala, y de Tulane y Texas, de Estados Unidos.

Un texto largo

El arqueólogo estadounidense David Stuart, uno de los expertos que anunció el hallazgo, explicó que la escalinata contiene el texto maya más largo hasta ahora descubierto en Guatemala, señala el programa radiofónico de la cadena SER española, Cuarto Milenio.

Se trata, pues, de la segunda referencia que se descubre en la historia sobre el cambio del calendario maya. La otra está en un sitio llamado el Tortuguero, en Tabasco, México, aseguró el experto estadounidense.

La piedra se encontró en un conjunto de paneles que forman parte de una escalinata descubierta en el proyecto La Corona, un sitio arqueológico hallado en 1999 y ubicado en Petén, una zona del norte de Guatemala fronteriza con México y Belice, que junto a Honduras y El Salvador cobijaron a la enigmática civilización maya.

Según Stuart, epigrafista de la Universidad de Texas, la piedra que hace referencia al 13 B’aktun, el calendario de cuenta larga, fue tallada para conmemorar la visita del rey de la imponente ciudad maya de Calakmul.

El calendario maya contaba series de veinte años, llamadas katún, y series de 20 katunes, llamados b’aktún, y que equivalen a unos 394 años.

El rey Yuknoon Yich’aak K’ahk, quien fue el gobernante maya más poderoso de la época, visitó La Corona el 29 de noviembre del año 696 d.C., es decir, hace 13 siglos. El texto escrito en la piedra hace referencia a la culminación del 13 B’aktun el 21 de diciembre de 2012, precisó David Stuart.

En los jeroglíficos tallados en piedras, los antiguos mayas no hicieron ninguna profecía sino escribieron acontecimientos de su propia historia en el siglo VII, aclaró el experto estadounidense, quien no quiso pronunciarse sobre el fin del mundo.

Fuente: Agencias Madrid

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *