La elección del árbitro turco Cuneyt Cakir para dirigir la semifinal de la Eurocopa-2012 en Donetsk no gustó nada a la delegación lusa pues alega que el presidente del Comité de Arbitraje de la UEFA, Ángel María Villar, es quien dirige la Federación Española de Fútbol.

La designación del árbitro turco Cuneyt Cakir para dirigir la semifinal de la Eurocopa-2012 que enfrenta el miércoles a Portugal y España en Donetsk (Ucrania) no gustó nada a la delegación del equipo luso, afirmó este martes la prensa deportiva del país, según AFP.

“Portugal indignado: la designación del turco Cakir es alarmante”, titula A Bola en su portada, destacando que el presidente del Comité de Arbitraje de la Unión Europea de Fútbol (UEFA), Ángel María Villar, es quien dirige la Federación Española de Fútbol.

Como ‘relación sospechosa’ también se destaca que su vicepresidente en ese Comité es Senes Erzik, turco, y “un amigo del FC Barcelona y de UNICEF”.

Erzik es miembro destacado de UNICEF y habría participado en negociaciones que hizo de la agencia de las Naciones Unidas dedicada a la defensa de los derechos de la infancia un patrocinador del club catalán de 2006 a 2011, añadió el periódico.

“La designación del árbitro turco no gusta” y la Federación Portuguesa de Fútbol “estudia fijar una posición pública”, afirma también el periódico Record, según el cual la Selecçao teme “la gran influencia de Ángel Villar”.

En la prensa portuguesa se destacan ejemplos que deberían inducir al hincha local a la desconfianza, a apenas un día del partido en el estadio Donbass Arena de Donetsk.

Se habla por ejemplo de la semifinal de esta temporada de la Liga de Campeones entre Barcelona y Chelsea en la ciudad catalana, donde hubo un 2-2 que permitió a los ingleses clasificarse, pero donde los Blues se enfadaron con varias decisiones de Cakir, especialmente una expulsión a John Terry.

También se recuerda que en abril de 2011, tras una derrota del Real Madrid ante el Barcelona en la ‘Champions’, el técnico portugués José Mourinho ya se indignó por la actuación del árbitro del partido -que no era el turco-, señalando que no sabía si ello se debía a la importancia de Villar en UEFA o a que llevaban publicidad de UNICEF en la camiseta.

Aquello fue interpretado como un ‘dardo’ por la relación de Erzik, el vicepresidente del Comité de Árbitros, con el organismo de la infancia.

Hasta el momento, el nivel del arbitraje de la Eurocopa-2012 ha sido alto y la única gran polémica fue por un gol válido que no fue concedido a Ucrania en la derrota 1-0 ante Inglaterra, tras la cual los co anfitriones quedaron eliminados en la primera fase del torneo.

El colegiado de ese encuentro, el húngaro Viktor Kassai, no volvió a pitar en la Eurocopa y fue uno de los cuatro descartados por la UEFA de cara a las rondas de eliminación directa.

Fuente: As

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *