Miles de mineros ilegales de cuatro regiones del país se unieron a las protestas contra decretos legislativos que condenan con hasta 10 años de cárcel sus actividades

Tres mineros murieron y por lo menos 38 personas resultaron heridas ayer durante una protesta de mineros ilegales que rechazan que el Gobierno busque que pasen al área formal para frenar la contaminación que ocasionan en la selva.

Entre 12.000 y 15.000 mineros ilegales iniciaron ayer movilizaciones por la ciudad de Puerto Maldonado, capital de la región de Madre de Dios, e intentaron tomar por la fuerza locales públicos, como dos mercados y el aeropuerto, además que bloquearon puentes y carreteras, dijo José Luis Aguirre, presidente del gobierno regional de Madre de Dios. “Por toda la ciudad se escuchan balas, petardos… la cosa ya ha desbordado y puede tornarse mucho más difícil”, manifestó Aguirre.

El ministro del Interior Daniel Lozada informó por la tarde que tres manifestantes murieron y 16 resultaron heridos, al igual que nueve policías.

Asimismo, indicó que 62 personas fueron detenidas en relación con los desmanes. En declaraciones al canal ATV+, dijo que los mineros “han estado armados, hasta con explosivos, muchos con mochilas con cargamento letal, y obviamente la policía ha tenido que actuar”.

Entre tanto Jorge Asensios Rivero, director Regional de Salud de Madre de Dios, informó que los tres fallecidos presentaban heridas a bala, pero dijo que las personas heridas atendidas en el hospital fueron 38.

Bloqueos

En la región norteña de La Libertad, cientos de mineros bloquearon la carretera que lleva hacia las provincias andinas de Sánchez Carrión, Santiago de Chuco, Otuzco, Julcán y Pataz para exigir al Gobierno una ley que los formalice, según informó la emisora Radio de Programas del Perú (RPP).

En Piura, en el norte de Perú, centenares de mineros también interrumpieron vías, mientras que los negocios de varias localidades permanecen cerrados.

En Apurímac, en el sur del país, decenas de vehículos permanecen varados porque los mineros ilegales bloquearon más de 130 kilómetros de la carretera que une esa localidad con Lima y Cuzco, según RPP.

En la región de Puno, sureste del país, la carretera que lleva hacia la importante ciudad de Juliaca y el acceso a la capital regional por la zona sur fue bloqueada con piedras.

Rechazan ser formalizados

Los mineros ilegales de Madre de Dios, que se dedican principalmente a extraer oro de los ríos usando métodos artesanales que causan mucha contaminación, rechazan la intención del Gobierno de formalizar el sector. El Ejecutivo convocó a los dirigentes a entablar un diálogo, pero un sector radical abandonó la mesa de negociaciones y se niega a conversar.

El minero informal Miguel Herrera dijo que las normas dadas por el Gobierno van a destruir la pequeña minería y minería artesanal, van a dejar sin sustento a miles de familias. “La minería da trabajo a mucha gente, vendedores, comerciantes, en pequeña escala y gran escala… la pequeña minería y minería artesanal en Madre de Dios representan 80 por ciento de su economía”, afirmó.

Humberto Cordero Galdós, miembro del Grupo Técnico para la Formalización de la Minería Aurífera en Madre de Dios, dijo que los dirigentes están desinformando a sus bases afirmando que el Gobierno quiere acabar con toda actividad minera en la zona.

Según las autoridades, la minería ilegal ha causado la deforestación de 18.000 hectáreas de bosques amazónicos de Madre de Dios, una de las regiones de mayor biodiversidad del mundo.

Fuente: EFE agencia

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *