siniestrada en febrero

La Compañía de Seguros Alianza, que cubrió la reparación de la vagoneta siniestrada de la Gobernación 1682-ZSS, informó que una vez que culmine la revisión de la documentación y el cálculo del monto indemnizado iniciará las acciones civiles y penales contra los responsables del accidente ocurrido el 15 de febrero, en la avenida Blanco Galindo.

El seguro fue notificado del accidente el 17 de febrero y el 23 de febrero el director administrativo de la Gobernación, Fanor Merubia, envió una fotocopia del informe técnico de Tránsito que daba cuenta de que el accidente se registró el 16 de febrero en Champarrancho, durante las inundaciones.

El informe técnico remarca, en una de sus partes, que el examen de alcoholemia no fue recogido. A pesar de esa observación, el seguro continuó con la atención porque lo que prima en el contrato es “la buena fe”, manifestó el responsable del departamento de Asistencia al Cliente de Alianza, Alex Robles.

“Para nosotros el civil y penalmente responsable es el conductor (René Rivas Cadis). Ya tenemos la documentación que la Gobernación nos ha hecho llegar y el informe de la Unidad de Transparencia”, dijo Robles.

Según el reporte de la aseguradora, la reparación del vehículo tuvo un costo aproximado de 7 mil dólares, que ya fueron cubiertos para que le motorizado vuelva a ser utilizado lo antes posible por la Gobernación.

El responsable de Asistencia al Cliente dijo que al ser un vehículo de la Gobernación se presumió la buena fe del chofer y le brindó una “atención común y corriente. Si ha habido alguna irregularidad se evaluará en la instancia correspondiente para llegar a nuestro derecho de subrogación”. Añadió que, luego de haber cubierto el costo de la reparación, la compañía de seguros iniciará las acciones legales para recuperar el dinero invertido en la indemnización.

“Este caso no se ha terminado, sino que se va ampliar. Justamente ya nos han hecho llegar el informe final de Transparencia y ese es el elemento fundamental para que nosotros iniciemos las acciones de repetición contra el funcionario”, remarcó Robles.

Un informe de oficio

Fuentes cercanas al caso del accidente de la vagoneta de la Gobernación expresaron que la Unidad de Transparencia de la Gobernación está en condiciones de investigar de oficio el presunto parentesco del chofer del vehículo, con placa 1682-ZSS, con el gobernador Edmundo Novillo, al existir una declaración en el Ministerio Público del investigador del accidente, Vladimir Fernández, que sugiere esta posibilidad.

El propio Gobernador descartó cualquier parentesco con el chofer de la vagoneta, René Rivas Cadis, quien el día del hecho dijo que atravesaba por una depresión por el delicado estado de su hijo.

El chofer fue mencionado por el investigador, dentro de una de las dos investigaciones que lleva adelante la Fiscalía, como el “primo cuñado” de Novillo.

La Unidad de Transparencia puede requerir de oficio los informes al Registro Civil.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *