La seguridad de Europa en concreto y del mundo en general depende del consenso al que lleguen la OTAN y Rusia sobre el escudo antimisiles. Así lo ha advertido el jefe del Estado Mayor ruso, quien además subrayó que aún es posible que ambas partes establezcan una cooperación equitativa en ese ámbito. A su vez, la representante de una delegación estadounidense en Moscú afirmó que su país dará garantías políticas de que su escudo no amenaza a la seguridad de Rusia sólo después de que se rubrique un acuerdo de cooperación. Además subrayó que Washington no limitará su sistema antimisiles en detrimento de su seguridad. Los participantes de la conferencia internacional sobre defensa que tiene lugar en la capital rusa, han visitado este viernes una instalación antimisiles situada en la provincia de Moscú. El complejo protege la capital y la región industrial central del país y vigila el espacio aéreo. Este jueves los representantes norteamericanos declararon que continuarán desplegando el escudo aún en el caso de que no existan amenazas de ataques por parte de Irán, pretexto bajo el cual se creó este sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *