Al menos 300 trabajadores de la Empresa Municipal de Servicio de Aseo (EMSA) se declararon en estado de emergencia a través de un voto resolutivo y exigen la renuncia del gerente Abel Rodríguez, quien no quiso dar declaraciones porque estaba en reuniones.

Los trabajadores iniciaron ayer una vigilia en la empresa, en Chaki Mayu. Luego, en una asamblea se firmó un voto resolutivo de tres puntos. Mientras se envía el documento a diferentes instancias el trabajo de limpieza será normal, dijo el dirigente del sindicato, Gonzalo Aramayo.

La exigencia de renuncia se basa en tres puntos que presuntamente el gerente incumplió. La otorgación de ítems a personal administrativo y no así a trabajadores que hacen el aseo, paralización de dos carros y la irregularidad en la designación del sumariante.

GERENTE LLEVA SEIS MESES

El gerente Víctor Abel Rodríguez se encuentra seis meses en el cargo. Fue designado el  5 de enero de este año, luego de una protesta similar de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *