El botadero municipal de Shinahota es “un río de basura” tras la ruptura de la barrera de protección, según constató esta semana el senador Arturo Murillo (UD) durante una inspección al trópico con el programa “Cabildeo”.

Aunque las normas ambientales prohíben instalar botaderos cerca de cuerpos de agua, Shinahota habilitó uno a cinco metros del río Vinchuta, por lo que cada vez que llega un turbión se lleva los residuos.

“Hay que ser muy desgraciados para hacer este daño ambiental. Me pregunto: dónde están las autoridades ambientales”, dijo Murillo, al ver la basura al lado del agua por casi dos hectáreas.

El responsable de Medio Ambiente de Shinahota, Luis Rodríguez, explicó que hace unos días un turbión rompió la barrera de protección y ahora se tiene previsto hacer trabajos de mitigación.

Un paliativo es ampliar el dragado para proteger el río Vinchuta, pero la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación observó el plan y pidió la reubicación del botadero.

El responsable ambiental del municipio expresó que el botadero está cerca del río porque “ningún sindicato quiere el vertedero en su zona, piensa que se va a convertir en un botadero. Es un poco complicado hacerles entender a los compañeros que se va a hacer un tratamiento”.

Actualmente, se hace el dragado y se levanta una barrera de protección. Luego, cada cierto tiempo, se hace el compactado para armar capas de basura en la tierra. “Antes no se hacía nada; recién esta gestión (de Matilde Campos) se empezó”, dijo.

Madre Tierra

El secretario de Madre Tierra, Gonzalo Muñoz, manifestó que la Ley 755 establece que los botaderos deben readecuarse y no pueden afectar cuerpos de agua. Además, tienen que destinar recursos para un botadero controlado.

Agregó que la propuesta de readecuación que presentó Shinahota fue devuelta con observaciones porque no cumplía con los requisitos que pide la Ley 755.

La denuncia de contaminación tiene que ser verificada con una inspección.

El senador Murillo dijo que denunciará el caso en la comisión de Medio Ambiente del Senado, en La Paz.

El asambleísta departamental Freddy Gonzales dijo que existen varios municipios como Shinahota. “El caso de Vinto está orillas del río Rocha y es uno de los principales factores de contaminación”, dijo. Siguió: “Con esto piensan garantizar que el agua se lleve todo, pero es un grave atentado”.

DECLARACIONES

“No pueden generar estos incidentes y, si hay daño ambiental, se tiene que hacer una inspección y ahí se da otro tratamiento con un proceso, pero previa inspección conjunta”Gonzalo Muñoz. Secretario Madre Tierra.

“Como (los municipios) son amigos del partido de Gobierno, lo único que hacen es socapar y justificar este funcionamiento. Esto permite que se den este tipo de situaciones”Freddy Gonzales. Asambleísta Departamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *