cura_principal.jpg_2033098437OTRO ESCÁNDALO SACUDE A LA IGLESIA CATÓLICA.
Arthur Coyle, sacerdote de la arquidiócesis de Boston, fue detenido por la Policía luego de ser descubierto en pleno acto sexual con una prostituta en las inmediaciones del cementerio de Lowell, Massachusetts.

El “padrecito” permaneció encerrado durante una noche entera en celdas de la comisaría, luego de pagar una fianza de 500 dólares, pudo salir en libertad. Sin embargo, tendrá que enfrentar un juicio por “escándalo público” y por contratar los servicios de una prostituta para fornicar, algo prohibido en el estado de Massachusetts.

Por ahora, el padre Coyle ha abandonado la vida pública y la arquidiócesis de Boston ha indicado que fue destituido de su puesto como “Prelado de Honor Superior”, un cargo que el entonces Papa Benedicto XVI le concedió en diciembre de 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *