Un cementerio para cientos de inmigrantes sin nombre

Son 50 hileras de huecos mal cavados, rellenos luego con una tierra seca y polvorienta que no conoce pasto: tumbas sin lápidas, marcadas cada una con un ladrillo marrón y un nombre repetido, “John Doe” o “Jane Doe”. Así clasifican los estadounidenses a los muertos no identificados y el cementerio de Holtville los tiene en […]