Despues de la muerte de un ser querido: sonreír, abrir los ojos y amar

No aceptes que te digan “No llores por mí”. Llora. Derrama tus lágrimas y baña tu dolor, yo estaré junto a ti recogiendo cada gota para formar una especie de diamante que quedará dentro de tu corazón. En él habitaré, y desde ahí seguiré amándote. Se cerraron sus ojos para no abrirse nunca más. Su […]