Salió el grito que estaba prisionero

Guabirá volvió ayer a la senda de la victoria. Hacía más de tres meses que no ganaba un partido y lo hizo justamente cuando debía: fue un contundente 2-0 a Wilstermann, en la ida por el indirecto. Las acciones. Desde el arranque Wilstermann mostró las ganas de hacer todo lo necesario para ganar el partido. […]