Trabajadores en emergencia

Los trabajadores de AeroSur que están impagos desde hace cuatro meses, que viven en un estado permanente de incertidumbre porque nadie les garantiza sus fuentes de empleo y encima soportan todo tipo de reclamos airados de viajeros afectados, se movilizarán desde hoy en las oficinas regionales de la compañía, aunque descartan una huelga, por el momento.

Anoche, alrededor de las 23:35, después de una reunión que duró más de tres horas en la Asociación de Pilotos Civiles, ubicada en inmediaciones del aeropuerto El Trompillo, los funcionarios tomaron dos tipos de determinaciones para reclamar y precautelar sus fuentes de trabajo.
Por un lado, a partir de hoy a las 11:00, pilotos, azafatas, personal de planta y aeropuerto y de apoyo logístico, debidamente uniformados, harán vigilia durante una hora en las oficinas de la avenida Irala para reclamar al Gobierno nacional que flexibilice el cobro de las deudas tributarias que tiene la empresa.

Por el otro, pedirán a los ejecutivos de la compañía que cancelen los sueldos adeudados a los trabajadores desde hace cuatro meses y hagan todos los esfuerzos necesarios para salir de la crisis financiera en la que está sumergida; ambas medidas serán replicadas en la red troncal del país.
En la reunión de anoche participaron pilotos, azafatas, contadores, secretarias, centralistas de reservas, personal de apoyo logístico y mecánicos de la compañía. Si bien el ambiente del encuentro fue cordial, en la mayoría se notó desesperación porque no quieren perder sus empleos.

Variadas e interesantes fueron las intervenciones de los empleados y algunos llegaron a decir que sospechaban de que más son los problemas internos de los ejecutivos de la empresa, que las exigencias externas, sobre todo del Gobierno, que está dispuesto a apoyar el plan de ‘salvataje’.
Otros llegaron a deslizar, sin dar nombres, que habría una pugna interna casi insalvable entre los mayores accionistas de la empresa, pero que es orquestada desde el exterior y manejada desde la administración regional.

Anoche, antes de abandonar la sede de los pilotos civiles, los trabajadores firmaron un libro en el que otorgan un poder notarial a un grupo de abogados para que inicie de inmediato los trámites pertinentes ante la Dirección General del Trabajo, si es que finalmente la empresa no logra relanzarse y se va a la quiebra; el objetivo es asegurar la cancelación de sus beneficios sociales.

Algunos trabajadores contaron anoche que los ejecutivos les prometieron que en breve pagarán dos meses de sueldo y que se comprometieron a concretar planes de pago con las AFP y el seguro de salud; los compromisos serían cumplidos después de reanudar los vuelos a Madrid.
En el encuentro del martes por la noche los que oficiaron de líderes para la toma de decisiones de los trabajadores pidieron reserva para no sufrir represalias, tanto internas como externas.

Eso sí, sobre las cancelaciones de vuelos en las rutas internacionales y los retrasos en los vuelos de cabotaje a escala nacional, la empresa se pronunció más temprano de forma oficial a través de un comunicado en el que afirma que AeroSur se vio obligada a suspender algunos vuelos internacionales debido a los problemas ocasionados por la retención de recursos económicos realizados por el Servicio de Impuestos Nacionales.
La compañía también informó que los vuelos cancelados están siendo reprogramados.

Zozobra de viajeros por vuelos
AeroSur volvió a cancelar vuelos en rutas internacionales, se retrasa considerablemente en los destinos nacionales y desata la protesta de cientos de pasajeros afectados que desde el lunes quedaron varados tanto en el aeropuerto de Viru Viru (Santa Cruz) como en El Alto (La Paz).
La jornada del martes fue de caos y zozobra entre los pasajeros por las cancelaciones de vuelos de AeroSur, que sin aviso previo no salieron a Salta, Buenos Aires y San Pablo, pero, además, trastocaron las combinaciones de las coberturas internas.
En la terminal aeroportuaria de El Alto más de medio centenar de pasajeros no pudieron embarcar ayer hacia Buenos Aires, sumándose así a los viajeros que estaban en Viru Viru desde el lunes al mediodía luego que los vuelos a Salta y San Pablo se cancelaran.
Ayer, en Viru Viru, los viajeros afectados pasaron de la desesperación al reclamo airado, al extremo que los operadores del aeropuerto recurrieron a la Policía para mantener el orden.
La situación de caos se prolongó por varias horas en la terminal aérea, pero para fortuna de los viajeros los vuelos salieron y algunos fueron transferidos a otras aerolíneas.

Situaciones

– Ayer, cerca de una veintena de trabajadores de AeroSur que operan en el aeropuerto Viru Viru, pararon por una hora y media y se fueron hasta las oficinas centrales para reclamar por sus salarios.

– De inmediato los administradores de la compañía ordenaron que un grupo de secretarias de la oficina central vaya al aeropuerto para atender a los pasajeros y despachar los vuelos.

– El director de la Autoridad de Fiscalización de Transporte y Telecomunicaciones, Clifford Paravicini, advirtió que la empresa se expone a sanciones por el incumplimiento en rutas nacionales e internacionales; ya existen más de 350 denuncias.

– Respecto a las cancelaciones de vuelos internacionales, en principio de especuló que no salieron porque venció la póliza de seguro de los aviones, pero después se descartó la moción. En AeroSur dijeron que estas vencen la próxima semana, pero que la renovarán en el transcurso de las próximas horas para no tener más problemas.

Fuente: El Deber

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *