Sergio Apaza tuvo el debut soñado al mando de Universitario, de Sucre con una goleada 5-0 sobre Real Potosí, en el estadio Patria. El resultado sorprendió a más de uno y principalmente a los lilas que venían en levantada al mando de Julio César Baldivieso.

Un mensaje a la conciencia. El discurso de motivación del técnico Apaza causó efecto sobre los jugadores que destrozaron el planteamiento con el cual llegó Real Potosí en una tarde inspirada para el delantero panameño Boris Alfaro quien aportó con tres goles, en la primera etapa.

La tripleta comenzó a los 10′ la jugada previa tuvo la participación de Ronald Gallegos y Gomes, este último fue la figura desequilibrante en el compromiso hasta que en el segundo tiempo fue sustituido por un golpe en la cabeza que recibió y por precaución fue llevado a un centro médico para una revisión.

La consecuencia. Luego de la salida de Gomes la “U” bajó la intensidad pero para entonces el triunfo estaba asegurado, aunque hubo una situación que evitó oportunamente el arquero Henry Lapczyk, quien en todo el cotejo protestó por las fallas no solo de sus defensores sino del equipo.

Real Potosí cayó de nuevo en los errores y a ocho minutos de iniciadas las acciones recibió el cuarto gol cuyo autor fue el delantero Juan Eduardo Fierro en un preciso remate de cabeza. Fierro ingresó por el volante Álvaro Delgadillo con este cambio Apaza mandaba el mensaje de que continuaría atacando.

Mientras la reacción de los lilas tardaba en llegar, o en causar verdadero peligro sobre el pórtico de la “U” vino el quinto tanto para los locales con el brasileño Jefferson Lopes, a los 70′.

Eso fue todo para Real Potosí, cuyas modificaciones no dieron resultado. Más allá de un mal resultado, el plantel de Baldivieso careció de reacción y esa magia que se pensó presentaría en la capital del país. Real Potosí no fue ni la sombra de lo que se esperaba.

Fuente: El dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *