Hace varios años este vagón de tren era una biblioteca animada por niños y jóvenes lectores que lo visitaban en lo que hoy es el Parque de la Familia. Ahora se cae en pedazos, y no es metáfora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *