Los vecinos de la avenida Uyuni rechazaron ayer la nueva propuesta para el trazo de la línea amarilla del tren metropolitano por el lado oeste del río Rocha porque creen que afectará áreas verdes, parques y canchas. La empresa y la Alcaldía afirmaron que sólo se trata de una opción y no es definitiva.

La propuesta de bordear el lado oeste del río Rocha es la cuarta que se considera desde 2017, cuando se comenzó a construir el tren con 447 millones de dólares del Gobierno.

El trazo plantea que la línea amarilla o urbana comience en la av. Sajama, por el aeropuerto, siga por la Beneméritos del Chaco hasta la Uyuni pasando por la Humboldt, parque del Poeta, calle Rivereña y av. Oblitas. Sin precisar la vía para los puentes. (Ver infografía).

Antes se presentaron tres propuestas: la primera, por el borde izquierdo del río; la segunda, por la vía rápida de la Costanera, y la tercera, por la av. Ramón Rivero ingresando a la plaza de Las Banderas. Sin embargo, fueron rechazadas por los vecinos de la Costanera y la OTB Martín Cárdenas.

La nueva propuesta movilizó a los vecinos de la av. Uyuni, que ayer bloquearon la comuna Adela Zamudio en rechazo al plan de la Unidad de Ferrocarriles y la Asociación Tunari, compuesta por las empresas JOCA (España) y Molinari (Suiza). La movilización perjudicó al transporte y generó un gran caos en La Recoleta.

“Nosotros no nos oponemos a que haga el tren, pero que se haga por la ruta que hicieron conocer anteriormente. Que no busquen rutas alternativas”, dijo una vecina, María Quiroga.

La Asociación Tunari informó que la última propuesta “de trazo no está aprobada y está sujeta a los requerimientos que haga la Alcaldía”. Por esa razón no hizo la socialización de la nueva ruta con los vecinos como establece el contrato con el Ministerio de Obras Públicas.

El secretario de Planificación de la Alcaldía, Rafael Sainz, ratificó que esta alternativa no está definida y aseguró que no afectará la propiedad privada de ningún vecino.

Sin embargo, la Unidad Técnica de Ferrocarriles hizo conocer al alcalde suplente Iván Tellería, el 20 de mayo en la carta No. 641/2019, que el trazo de la línea amarilla fue “consensuado con las direcciones de Planificación y Urbanismo para viabilizar la suscripción de un convenio (…) que nos permita gestionar todas las acciones para la ejecución del proyecto”.

Los Tiempos intentó conocer ayer de manera insistente la versión del coordinador de la Unidad Técnica de Ferrocarriles, Ariel Torrico, pero el funcionario estaba ocupado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *