Auto cargando gasolinaEl vicepresidente Álvaro García Linera reafirmó el lunes que el Gobierno boliviano no eliminará la subvención a los carburantes y dijo que sólo el pueblo está facultado para evitar el “desangramiento” económico que ocasiona ese subsidio.

“Este año no se toca y muy probablemente en nuestra gestión no se toque”, dijo en una entrevista con Radio Fides, que identificó el denominado ‘gazolinazo’ como una de las “imprudencias”? de la administración de Evo Morales.

El 26 de diciembre de 2010, el Gobierno eliminó la subvención a los carburantes y decretó su “nivelación” a los precios que rigen en el mercado internacional. Seis días después, el 31 de diciembre, el Presidente abrogó la medida.

“La idea era proteger la economía del país y cerrar este desangramiento. La gente nos dijo ‘no, no lo hagan ahora, estamos de acuerdo que la medida era necesaria pero no lo hagan ahora’. Entendimos y el Presidente cambió el decreto”, argumentó.

García Linera agregó que en Bolivia hay gente que tiene vehículos de más de 30 mil dólares y que no necesitan subvención y mucho menos los contrabandistas de combustibles.

“En todo caso, la decisión, si algún día, algún año se toma esa decisión, será previa consulta social, esa ha sido la promesa del Presidente. Si algún año se toma una decisión en torno a los hidrocarburos habrá un gran debate, una amplia participación y ahí se dirá sí o no” complementó.

El Presupuesto General del Estado 2012 destinó 755 millones de dólares para pagar el  subsidio de los carburantes.

Fuente: ABI
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *