A pesar de la firma de un acuerdo entre dirigentes, concejales y autoridades de Vinto, no se logró destapiar la Alcaldía ni el Concejo Municipal, debido al rechazo de gran parte de los manifestantes, en su mayoría de la comunidad de Llave Grande, que desde hace un mes piden la renuncia de tres concejales para cumplir la alternancia que aplica el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Además de la paralización de la administración municipal, Vinto perdió casi un millón de bolivianos por concepto de pago de impuestos de bienes inmuebles, vehículos y actividades económicas.

“En este mes, según la Recaudaciones, se tenía previsto recaudar cerca de 800 mil bolivianos por tramites y temas impositivos”, dijo el secretario administrativo financiero de Vinto, Renán Lujan.

Para compensar el perjuicio que generó el conflicto a la población, la alcaldesa, Patricia Arce, dijo que desde hoy los funcionarios trabajarán hasta las 20:00 para atender los trámites retrasados.

Ayer se tenía previsto destapiar la Alcaldía luego del acuerdo firmado entre los concejales Hugo Cáceres, Martha Choque y Elizabeth Ancalle (MAS), con el ejecutivo de la Federación de Campesinos, Jhonny Pardo, y el presidente del MAS, Grover García; sin embargo, los dirigentes no reabrieron el edificio por el malestar que generó que la alternancia recién se dará cuando falten ocho meses para que fenezca el mandato.

Para conseguir el acuerdo, los dirigentes estuvieron reunidos ocho horas en las oficinas del MAS en Quillacollo.

Los concejales Cáceres, Choque y Ancalle firmaron dos acuerdos para dejar su curul desde el 1 de octubre con el propósito de que los concejales suplentes asuman el cargo hasta el 31 de mayo de 2020.
Por otro lado, los suplentes deben devolver el dinero que recibieron como parte del acuerdo interno que tuvieron con los titulares para no aplicar la alternancia. En tanto, los tres concejales deben levantar los procesos que presentaron contra de 18 dirigentes por conflictos anteriores.

Asimismo, el presidente del Concejo Municipal, Teófilo Huaranca, tiene que dejar sin efecto los procesos a los concejales Cáceres, Choque y Ancalle por no acatar la alternancia.

Según la documentación, sólo Ancalle y Cáceres firmaron el acuerdo junto a los otros dirigentes del MAS, pero, según la Alcaldesa, existe el compromiso de Choque de firmar el acuerdo esta jornada.

OPINIONES

“Queremos seguir trabajando por el desarrollo y el progreso de toda esta gente. Faltó socializar el acuerdo; ellos pidieron la renuncia de los concejales, pero no hay leyes que amparen ese pedido. La consigna es abrir la Alcaldía junto a un notario para evitar malos entendidos. Mañana (hoy) quiero abrir la Alcaldía junto a los dirigentes”.Patricia Arce. Alcaldesa de Vinto

“Dos cabildos han arrojado el retiro irrevocable de esos tres concejales que se están resistiendo a dejar sus cargos. Con este acuerdo que firmaron, allanaron un camino a medias, porque los compañeros determinaron la alternancia a partir de este momento. Eso ha generado un malestar porque parece una tomadura de pelo”.Vladimir Pelaez. Dirigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *