La presidenta del Gobierno transitorio de Bolivia, Jeanine Áñez, se reunió ayer con el diplomático y abogado estadounidense Mauricio Claver-Carone, asesor especial del Gobierno de Donald Trump en Asuntos de América Latina y el Hemisferio occidental, quien le transmitió el respaldo de la Casa Blanca al Ejecutivo interino.

“Esperamos profundizar la relación con esta visita y apoyar en nombre del presidente Trump esta transición que se está llevando a cabo con mucho optimismo y esperamos que sea el principio de un futuro mucho más brillante para Bolivia y su pueblo”, manifestó Claver-Carone, tras la reunión con Áñez.

La mandataria, por su parte, señaló mediante Twitter que conversó con Claver-Carone sobre el fortalecimiento de las relaciones Bolivia – EEUU.

El funcionario estadounidense recalcó que “Bolivia tiene una oportunidad hacia el futuro con más de democracia, con un Estado de derecho, un Estado con transparencia”. 

El asesor de Trump señaló que Bolivia y Estados Unidos son países naturalmente aliados que desafortunadamente estuvieron separados muchos años, “por gusto y de una manera poca natural”.

“Tenemos los mismos intereses, los mismos valores democráticos y es lo que buscamos profundizar”, agregó.

El Gobierno de Áñez ha intensificado su contacto con el Ejecutivo de Trump. Previo a la llegada de Claver-Carone, la Presidenta transitoria se comunicó con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, con quien conversó sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Nacido en Miami de ascendencia cubana, Claver-Carone es uno de los críticos más duros de los Gobiernos izquierdistas y del socialismo del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *