La vitamina A es una vitamina liposoluble que el cuerpo adquiere a través de la comida y ayuda a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunitario y la capacidad de reproducción. También aporta beneficios para el corazón, los pulmones y los riñones, entre otros órganos.
La vitamina A se divide en dos tipos: la vitamina A preformada, que se encuentra en carnes, pescados y productos derivados de la leche; y la provitamina A, que se encuentra en frutas, verduras y vegetales.
Funciones
La vitamina A ayuda al desarrollo de los huesos, los dientes, los tejidos blandos, las mucosas y la piel. Está muy relacionada con el acné, ya que la deficiencia de vitamina A en la dieta puede provocar su aparición. También ayuda a la formación de la retina, por lo que se conoce también como retinol. Contribuye además a la prevención de enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio, u otras patologías como el sarampión. No se ha llegado a un consenso sobre si puede favorecer la no aparición de un cáncer de pulmón o de estómago.
Esta vitamina también favorece la producción de espermatozoides y contribuye al ciclo reproductivo femenino, favoreciendo los cambios que se producen en las células durante el desarrollo del feto.
Falta o exceso de vitamina A
Para determinar el nivel de vitamina A se llevan a cabo análisis de sangre. La falta de vitamina A puede hacer a una persona más propensa a contraer infecciones, problemas de visión como la ceguera nocturna o erupciones cutáneas, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.
Su exceso, por otra parte, puede causar enfermedades como la anorexia, la pérdida excesiva de peso, la alopecia o los dolores de cabeza muy fuertes. También puede provocar ictericia, pero es algo reversible que desaparece a los pocos días de dejar la ingesta abundante.
Fuentes
La vitamina A se encuentra en una amplia variedad de alimentos:

Además, también puede obtenerse mediante suplementos vitamínicos. Los más frecuentes son el acetato de retinilo, el palmitato de retinilo, el betacaroteno o las combinaciones de vitamina A preformada y provitamina A.
Según la Fundación Española del Corazón, las cantidades recomendadas diarias de vitamina A son:

Además, algunas personas con ciertas condiciones pueden necesitar un suplemento adicional de esta vitamina:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *