Wilstermann y Boca Juniors volverán a verse las caras mañana (20:30 HB) en la Bombonera después de 37 de años por la Copa Libertadores, en un duelo en el que los aviadores están invictos.

La única vez que xeneizes y rojos se enfrentaron en la Bombonera fue el 17 de septiembre de 1982, en la fase de grupos, cotejo que terminó con un empate 2-2.

En aquella ocasión, el cuadro aviador vivía su segunda época de oro, con jugadores que hicieron historia en el club cochabambino. Es el caso de Antonio Álvarez, César Enríquez, Víctor Villalón, Hernán Santivañez, Carlos Arias, Jorge Panozo, Johnny Villarroel Delgadillo, el argentino Eduardo Navarro, Freddy Salguero, Gastón Taborga y Vladimir Soria, entre otros.

En ese cotejo, los goles para Boca fueron anotados por Juan Sotelo a los 3’ST y 4’ST. Wilstermann empató con los tantos de Jhonny Villarroel Delgadillo 10’ST y Vladimir Soria 37’ST.

Coincidentemente, Soria, quien anotó el tanto del empate, será quien dirija mañana al plantel aviador, porque el estratega español Miguel Ángel Portugal deberá ver el partido desde la tribuna, porque fue expulsado ante Deportes Tolima.

Los aviadores llegaron ayer a Buenos Aires con los ánimos elevados luego del empate 2-2 con Tolima, en Colombia, el miércoles pasado, resultado que los hace ilusionar de poder sumar mañana ante Boca Juniors, que llega un poco golpeado (3-0) tras la goleada que sufrió en Curitiba ante Atlético Paranaense.

“Nosotros vamos a sacar un resultado que nos permita seguir con la ilusión para los dos partidos que nos quedan de local. Creo que podemos hacerlo”, manifestó Fernando Saucedo, uno de los referentes y seguro titular en Wilstermann para mañana.

“Estamos mentalizados en Boca Juniors, sabemos que nos jugamos parte de la clasificación. Por qué no soñar en sacar puntos; somos once contra once, ellos no son más que nosotros, así que vamos a tratar de convencernos de que se puede. Lo hicimos en Colombia, y por qué no acá”, dijo el delantero Gilbert Álvarez.

Los aviadores, hasta la fecha, nunca perdieron ante Boca Juniors y el equipo fue a Buenos Aires con la idea de que las estadísticas continúen así.

Los jugadores y el cuerpo técnico son conscientes de que, en la actualidad, Boca Juniors es uno de los mejores equipos de Sudamérica, un rival muy complicado, pero intentarán plantearles un buen juego para al menos volver a sacar un empate de la Bombonera.

“Vamos a jugar ante un grande y, Dios mediante, vamos a hacer un gran partido. Esperemos poder regalarle un buen resultado a nuestra hinchada”, manifestó Gróver Vargas, presidente del plantel aviador, que acompañó a la delegación.

El estratega Portugal definirá hoy el once titular para hacer frente a los xeneizes, aunque se especula que alineará a dos delanteros, entre ellos se perfila Ricardo Pedriel, por su performance en los últimos cotejos de la Libertadores y el torneo Apertura.

HINCHAS AVIADORES RECIBIERON AL EQUIPO

“Vamos aviadores, vamos a ganar” fueron las primeras palabras que escucharon los jugadores del plantel de Wilstermann cuando llegaron al aeropuerto de Ezeiza, donde fueron recibidos por unas dos docenas de hinchas de la filial de Wilstermann en Argentina.

Los aficionados aprovecharon la oportunidad para sacarse fotos y lograr algunos autógrafos de sus ídolos. El jugador más solicitado fue el argentino Cristian “Pochi” Chávez, exintegrante de Boca Juniors.

Los jugadores agradecieron el cariño de los hinchas, que siempre los apoyan donde van, y aseguraron que esperan regalarles un buen resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *